MOTOROLA HELLO SECURITY y la Ciberseguridad

Motorola Hellosecurity, ha entendido la importancia del cumplimiento con el GDPR, y se somete periódicamente a las auditorías de comprobación de cumplimiento con esta regulación, trayendo así al mercado hardware y software de CCTV confiables para los proyectos de seguridad electrónica desde los niveles residenciales, comerciales e industriales, así como los de seguridad y defensa del más alto nivel.

- por José Clavo

¿Que es GDPR?

La Regulación General de Protección de Datos, que por sus siglas en inglés es GDPR (General Data Protection Regulation) es una regulación que tiene origen en Europa, a propósito del uso inapropiado que muchos gigantes en industrias de la Informática estaban haciendo con la data recolectada de los usuarios de sus servicios. Cuando me refiero a los gigantes de la industria de la informática, estoy hablando, de empresas conocidas en el campo de los motores de búsqueda por internet, empresas de ventas online, redes sociales, fabricantes de equipos electrónicos móviles, industria de hotelería, bancos, seguridad electrónica, en fin, todo lo que trabaja intercambiando data usando como vehículo la red global de la internet.

En el mundo de hoy, en el que cualquier gestión de la vida cotidiana se realiza a través de medios digitales tales como: computadoras, teléfonos inteligentes, tabletas, etc. La información ya sea personal, de objetos o activos, se convierte en paquetes de datos de 1 y 0. Estos datos, también llamados meta-datos, contienen información sensiblemente privada y se transmiten por la redes de informática siendo almacenada por cada una de las empresas que nos prestan sus servicios mediante las plataformas cibernéticas.

Es así como estas empresas, estaban compartiendo estas informaciones, sin limitaciones y sin un marco legal que protegiera a los usuarios de dichos servicios. Estos datos, muchas veces fueron vendidos como fichas comerciales a otras empresas que podrían haber usado estos datos de manera inocua, algunas veces y de manera oscura en otras tantas, y no existía forma legal de limitar la divulgación o difusión de esta información.

Unos de los ejemplos más conocidos mundialmente, y bien documentado en la serie de Netflix titulada “Nada es Privado” que muestra un documental sobre Cambridge Analytica, la empresa de consultoría política y el gigante de las redes sociales Facebook, que simboliza el lado oscuro de las redes a partir de las elecciones presidenciales de 2016 en USA y las elecciones durante el Brexit en UK.

Este documental muestra como la data y meta-data fue usada para lograr la manipulación de las conductas sociales colectivas, logrando generar tendencias de comportamiento con el objetivo de obtener beneficios económicos, políticos, de mercadeo, estratégicos, de inteligencia, y de seguridad. Este tipo de comportamiento de las empresas prestadoras de servicios cuya plataforma operativa se basa en la industria de la informática, que no solo afecta a las sociedades, sino también a sectores sensibles como la seguridad y defensa de los países, dieron origen a que los estados europeos intervinieran para generar regulaciones que protejan al individuo y sus derechos humanos, y la protección de los colectivos sociales, y los intereses de los países en términos de seguridad y privacidad, creando así el GDPR.

Otros hechos que influyeron en la creación del GDPR y su equivalente americano NDAA, fue la comprobación de las investigaciones realizadas por las instituciones de inteligencia federales americanas, sobre la fuga de información táctica, estratégica, que abarca desde secretos de estado, hasta derechos intelectuales industriales y científicos, extraídos por los departamentos de inteligencia chinos y rusos mediante el hackeo de equipos intencionalmente dotados con lo que en la industria de la informática es conocido como back-door. Equipos que al ser conectados a las redes abren una puerta trasera imperceptible por la cual extraen la información sin autorización de los usuarios.

Ahora bien, ¿qué es en realidad el GDPR?

Es una compilación de procedimientos y condiciones en los que se exige el cumplimiento de las buenas prácticas en los procesos de diseño y manufactura e implantación de los equipos e insumos utilizados en las redes de informática, tanto para los fabricantes del hardware como para los fabricantes del software, así como los profesionales encargados de la implementación de protocolos de gerencia y administración de las redes los datos y los meta-datos.

El GDPR contempla procesos de auditoría que deben verificar cada eslabón de la cadena, desde, la selección de los componentes que integran el hardware, hasta la puesta en marcha de la red de informática, enfocados en la seguridad y protección de la información que transita en dicha red. La falta de cumplimiento de alguno de los procesos contemplados por el GDPR, implican sanciones que podrían ser de carácter administrativo, multas o hasta prisión en el peor de los casos.

Para el sector de los fabricantes de equipos de video vigilancia, el GDPR demanda el diseño y manufactura de equipos y sistemas que cumplan no solo con la selección de componentes electrónicos de proveedores certificados, sino diseñar sistemas de encriptamiento de alto nivel que dificulten o impidan la exposición de esos datos almacenados en caso de que los sistemas sean atacados por hackers experimentados. Siendo que la data que pueda ser extraída, se indescifrable guardando así, la integridad de la misma.

Motorola Hellosecurity tiene contrato permanente con varias empresas especializadas en detección de brechas de seguridad cibernética, para practicar ataques periódicos a los equipos manufacturados bajo nuestra marca. Esto, permite la corrección oportuna en caso de que una debilidad cibernética sea detectada en alguno de nuestros equipos, permitiendo la inmediata acción correctiva a los ingenieros de diseño de nuestros sistemas.

En Motorola Hellosecurity, nos sentimos orgullosos de ser una de las marcas de la industria de la video vigilancia que cumple con las regulaciones del GDPR, llevando al mercado, productos que cumplen con el tradicional estándar de calidad Motorola, que le han otorgado un nivel de preferencia y confiabilidad de sus clientes a nivel mundial durante los últimos 90 años de desarrollo en equipos de tecnología.